¿Quiénes Somos?

La Federación Argentina de Medicina General (FAMG) es una Asociación Civil sin fines de lucro de carácter científico-académica.
Nuestra Federación está integrada por Asociaciones provinciales que eligen agruparse en ella: San Luis, La Pampa, Santa Cruz, Chubut, Santa Fé, Buenos Aires, Ciudad de Buenos Aires (y área metropolitana), Santiago del Estero, Tucumán, Chaco y Río Negro.

Agrupa a los Médicos Generales, Familiares, Rurales y/o Comunitarios de la República Argentina, y a toda persona, profesional o no profesional, que se desempeñe en el Primer Nivel de Atención de la Salud.
Promueve la especialidad Medicina General.
Fomenta la organización de Jornadas, Congresos y Cursos de la especialidad, para el Equipo de Salud.
Promueve el acercamiento y apertura de todos los integrantes del Equipo del Primer Nivel de Atención de la Salud, favoreciendo el trabajo interdisciplinario en salud, promoviendo la discusión y acuerdo de objetivos comunes al Equipo, revisando los modelos formativos, las modalidades técnico-administrativas desde cada rol profesional para intentar alternativas reales transdisplinarias.

Promueve la Jerarquización del Primer Nivel de Atención de la Salud:
. Fomentando y difundiendo la conceptualización integradora y estructural de la Salud.
. Promoviendo la formación, la educación permanente y la evaluación del recurso humano adecuado para desempeñarse en el Primer Nivel de Atención de la Salud.
. Promoviendo la integración de los tres niveles de Atención de la Salud.
. Promoviendo la legislación correspondiente al Primer Nivel de Atención de la Salud.

Mantiene el planteo del XVIII Congreso Nacional de FAMG del año 2003, en El Bolsón, Río Negro, que declara: “Los médicos especialistas en medicina general y de familia de la Rep. Argentina que desempeñan su actividad profesional en el primer nivel de atención, reclaman a los estados municipales, provinciales y nacional, la formulación de un PLAN NACIONAL DE SALUD construido desde la participación plena de todos los trabajadores del equipo de salud y sustentado en las necesidades de una población cuya condición se encuentra en franco deterioro en sus aspectos biológicos, psicológicos, sociales y emocionales”.

Declara, además que, en el diseño de un SISTEMA NACIONAL DE SALUD debe tomarse en cuenta prioritariamente:
EL DERECHO A LA SALUD, que otorga el ser ciudadano de este país.
LA UNIVERSALIDAD, brindando una cobertura a todos los habitantes de este suelo.
LA EQUIDAD, como único medio para resolver e implementar políticas con justicia social.
LA INTEGRALIDAD, evitando las políticas fragmentadas orientadas sólo a sectores.
LA GRATUIDAD, considerando la salud un bien social y no un bien de mercado.
LA SUSTENTABILIDAD, asegurando el financiamiento genuino y la continuidad de las acciones en salud sin condicionamientos de organismos externos.
LA BIODIVERSIDAD, respetando nuestra identidad cultural y el ecosistema.
MONITOREO Y GESTION, para asegurar las correcciones necesarias en un proceso dinámico que busque la eficacia y la calidad en forma permanente.