Enfermedades Crónicas

Enfermedades Crónicas

Quienes somos?

Marco conceptual de trabajo

Objetivos

Programa de actividades

Las Causas

La Estratégia

Los Recursos

Las Políticas Públicas

Conclusiones

Descarga de Materiales

Sumate a este grupo de trabajo. Aquí

 

 

Este grupo de trabajo esta integrado por las siguientes personas:

  • · Adrián Alasino
  • . Adriana Pellicioni
  • · José Ali
  • · Gustavo Carrizo
  • · Adrián Velázquez

 

Propósito

Contribuir a mejorar el conocimiento y las acciones que realiza el equipo de salud del primer nivel de atención en torno a las enfermedades crónicas no transmisibles.

 

Marco conceptual de trabajo

Estrategia de APS: La complejidad de la realidad sanitaria demuestra la necesidad de reforzar las acciones de prevención y promoción de la salud, a favor de prácticas desmedicalizantes, no asistencialistas, de un mayor desarrollo de la Atención Primaria de la Salud (APS) y de acciones interdisciplinarias e intersectoriales como estrategia central de las políticas públicas.

Trabajo Interdisciplinario: pensar en un desarrollo interdisciplinario es programar cuidadosamente la forma y las condiciones en que el mismo se desenvuelve. Ya es sabido que la simple yuxtaposición de disciplinas o su encuentro casual no es interdisciplina(Elichiry, 1987).

La construcción conceptual común del problema que implica un abordaje interdisciplinario, supone un marco de representaciones común entre disciplinas y una cuidadosa delimitación de los distintos niveles de análisis del mismo y su interacción.

Los cambios en los estilos de vida: Los comportamientos no saludables constituyen factores de riesgo para las enfermedades, sobre todos las Enfermedades crónicas no transmisibles (ECNT), como tabaquismo, inactividad física y estilos inadecuados de alimentación, son transferidos a través de generaciones en las familias, comunidades y poblaciones, así como a través de la televisión, el cine, las revistas o la Internet(Ackland, M., Choi, B., Puska, P. (2003), ―RethinkingtheTerms Non-communicableDisease and ChronicDisease‖ en JournalEpidemiologyCommunityHealth, vol. 57, pp: 838-39).

Aunque la mayor parte de su incremento se puede atribuir a factores socio-económicos, en las políticas de salud han predominado las soluciones centradas en el tratamiento de las enfermedades, sin incorporaradecuadamente intervenciones sobre las causas de las causas, relacionadas con los determinantes de la salud, como por ejemplo, acciones sobre el entorno social.

Existen evidencias que señalan que los patrones de comportamiento de las personas que viven en pobreza, les genera una mayor probabilidad de ser obesos, comparados con quienes tienen un ingreso alto. Estos comportamientos están relacionados con el contexto ambiental y social, y están por fuera del control individual.

Igualmente, ha sido reconocido que el incremento de inequidades sociales y el estrés asociado a ellas, puede tener un impacto biológico; por tanto, políticas vinculadas a pobreza e inequidad del ingreso pueden tener un impacto en salud, y en los factores de riesgo. (Raine, 2004.Overweight and Obesity in Canada: A Population Health Perspective. Centre for Health Promotion Studies, Canadian Institute for Health Information, University of Alberta.)

 

Objetivos

  • · Promover el entrenamiento en servicio de los MG en acciones promo-preventivas para ECNT
  • · Acompañar y promover el desarrollo de procesos de investigación y trabajos locales en ECNT
  • · Brindar capacitación en los ejes alimentación saludable, actividad física y antitabaco
  • · Socializar y fomentar la participación en actividades científicas y utilización de recursos existentes para el trabajo en ECNT, tanto a nivel local como regional
  • · Compartir experiencia s de trabajo de los MG y equipos de salud en trono a ECNT

 

Programa de actividades

Se encuentran actualmente en elaboración diferentes propuestas de actividades a realizar. Las mismas se pueden solicitar por vía electrónica.

  • · Jornadas de capacitación en herramientas cotidianas para el abordaje de ECNT
  • · Seminarios y talleres de cocina saludable con elaboración de recetas
  • · Programa de entrenamiento en prescripción de actividad física para MG
  • · Seguimiento y asesoramiento de programas/ proyectos orientados a ECNT

 

Si te interesa participar del grupo y sumarte al equipo solo debes escribir un correo y comprometerte al trabajo.

 

Porqué comenzamos con el grupo de trabajo de ECNT?                                                                                                                       

Combatiendo las verdaderas causas de la epidemia mundial de  las Enfermedades Crónicas No Transmisibles

El problema: Las Enfermedades Crónicas No Transmisibles (ECNT) causan en el mundo 17 millones de muertes al año, con el 80% en países en desarrollo. Además son la principal causa de muerte en todos los países de América provocando el 85% de las defunciones en Estados Unidos, el 74% en Centroamérica y el 69 % en América Latina lo que representa casi 4 millones de muertes al año en nuestra Región según el Informe recientemente publicado por PAHO (“Enfermedades no transmisibles en las Américas. Indicadores 2011”)

Se prevé que las defunciones por el conjunto de enfermedades infecciosas, dolencias maternas y perinatales y carencias nutricionales disminuirán en un 3% durante los próximos 10 años, y que las defunciones por enfermedades crónicas aumentarán un 17% en ese mismo periodo. Así, se ha proyectado que para el 2020 las ECNT den cuenta del 75% de todas las muertes en el mundo. Para esa fecha, el 71% de las muertes por enfermedad coronaria, el 75% por enfermedad cerebrovascular y el 70% de las muertes por diabetes se producirá en los países en vía de desarrollo. La mayor parte de ese incremento se deberá a epidemias emergentes de Enfermedades No Transmisibles, en estos países. (OMS, 2004 “Vigilancia de las Enfermedades No Transmisibles” en línea, disponible en:http://www.who.int/ncd_surveillance/strategy/es/index.html, recuperado: 12 de julio de 2010)

La epidemia de las ECNT ha sido provocada entre otras causas por una transición demográfica producida por el cambio de una sociedad joven a una envejecida. Actualmente más del 10% de la población cuenta con más de 60 años, proyectándose que esta cifra llegue a un  25% para el 2050. Otros determinantes son la creciente urbanización de nuestro continente ―79,4% de la población total, esto es 556 millones de habitantes viviendo en áreas urbanas― y  la creciente desigualdad que nos ubica como el continente más desigual, según los informes . (“Enfermedades no transmisibles en las Américas. Indicadores 2011”)

El Foro Económico Mundial junto a la Organización Mundial de la Salud han producido por primera vez estudios económicos que evalúan el impacto económico y social  ocasionado por las ECNT llegando  actualmente a 500 Billones de dólares, lo que representa el 4% del PBI de países de bajo y medianos ingresos, siendo esta cifra mayor a la totalidad de la inversión en salud.

La proyección a 2025 es que estas pérdidas económicas alcancen los 7,28 trillones de dólares. (Informe: World Economic Forum and World Health Organization 2011. From Burden to best buys. Reducing de economic impactof Non-communicable disease in low- and middle- Income Countries.

Las causas: Cuatro ECNT son las que más contribuyen a la mortalidad: cardiovasculares, cáncer, enfermedades respiratorias crónicas y diabetes. Se ha señalado que su carga asociada podría reducirse considerablemente si se modifican los factores de riesgo individuales ligados a ellas.

Los comportamientos no saludables que constituyen factores de riesgo para las ECNT, como tabaquismo, inactividad física y estilos inadecuados de alimentación, son transferidos a través de generaciones en las familias, comunidades y poblaciones, así como a través de la televisión, el cine, las revistas o la Internet (Ackland, M., Choi, B., Puska, P. (2003), ―Rethinking the Terms Non-communicable Disease and ChronicDisease‖ en Journal Epidemiology Community Health, vol. 57, pp: 838-39).

Aunque la mayor parte de su incremento se puede atribuir a factores socio-económicos, en las políticas de salud han predominado las soluciones centradas en el tratamiento de las enfermedades, sin incorporar adecuadamente intervenciones sobre las causas de las causas, relacionadas con los determinantes de la salud, como por ejemplo, acciones sobre el entorno social.

Las ECNT y los factores de riesgo asociados están ligados no solo a estilos de vida no saludables, sino también a entornos físicos y sociales adversos que conllevan a dichos estilos de vida.

Existen evidencias que señalan que los patrones de comportamiento de las personas que viven en pobreza, les genera una mayor probabilidad de ser  obesos, comparados con quienes tienen un ingreso alto. Estos comportamientos están relacionados con el contexto ambiental y social, y están por fuera del control individual. Igualmente, ha sido reconocido que el incremento de inequidades sociales y el estrés asociado a ellas, puede tener un impacto biológico; por tanto, políticas vinculadas a pobreza e inequidad del ingreso pueden tener un impacto en salud, y en los factores de riesgo. (Raine, 2004.Overweight and Obesity in Canada: A Population Health Perspective. Centre for Health Promotion Studies, Canadian Institute for Health Information, University of Alberta.)

La Estrategia: En la actualidad, al lado de las nuevas tecnologías para tratamiento y diagnóstico temprano de las ENTC, se conocen diversas estrategias para prevenirlas que han mostrado gran evolución y acciones cada vez más efectivas para su control. Diversos trabajos han demostrado, por ejemplo, que las acciones de tipo comunitario y, particularmente, la ejecución de políticas saludables pueden ser intervenciones altamente costo-efectivas y de gran impacto (Nissinen, Berrio, X y Puska, P. 2001, Intervenciones comunitarias contra las enfermedades no transmisibles: lecciones de los países desarrollados para los países en desarrollo en Bulletin WHO, vol. 79, núm. 10, pp: 963-70).

La complejidad de la realidad descrita demuestra la necesidad de reforzar las acciones de prevención y promoción de la salud, a favor de prácticas desmedicalizantes, no asistencialistas, de un mayor desarrollo de la Atención Primaria de la Salud (APS) y de acciones intersectoriales como estrategia central de las políticas públicas.

Los Recursos: Aunque se reconoce la efectividad de las intervenciones en prevención y promoción de la salud, se asignan insuficientes recursos para su  implementación.

Si observamos el contexto  de los sistemas de Salud en los que debemos trabajar, nos encontramos frecuentemente con un pobre acceso de la población al primer nivel de atención,  y  fuertes  fisuras entre el discurso y la práctica de los decisores.

Existe en la región una situación de labilidad en cuanto a  la creciente demanda de atención por parte de la población, y la escasez  en muchos casos de profesionales capacitados para el trabajo en APS, como los Médicos especialistas en Medicina Familiar General, cuya especificidad se sigue cuestionando a pesar de la evidencia existente sobre su efectividad en  el primer nivel (Starfield, B Atención Primaria: Equilibrio entre las necesidades de salud, servicios y tecnología 1ª Edición Barcelona; Masson 2000)

El trabajo en equipos interdisciplinarios en el primer nivel de atención es fundamental en el abordaje de las ECNT dado que la interdisciplina implica un cuestionamiento a los criterios de causalidad, básicamente a los de causalidad lineal, y atenta contra la posibilidad de fragmentación de los fenómenos a abordar. La Interdisciplina: entre la epistemología y las prácticas. (Revista Campo Psi-Revista de Información especializada” Año 3, No 10, Abril de 199, Rosario. Lic. Alicia Stolkiner.

Las Políticas públicas: La OMS ha instado a los países a reorientar las acciones de los servicios de salud y emplear estrategias preventivas a la reducción de riesgos a nivel poblacional, dado que aún si los efectos son modestos, las ganancias acumulativas producen beneficios sostenibles, los cuales exceden el impacto de intervenciones restringidas a individuos de alto riesgo (WHO, mayo de 2004, la 57ª Asamblea Mundial de la Salud “ Estrategia Mundial de la Organización Mundial de la Salud sobre Régimen Alimentario, Actividad Física y Salud”)

Se calcula que aumentando la inversión en acciones efectivas de promoción de la salud, prevención y control de las ECNT en los próximos 10 años, podrán prevenir, al menos, 36 millones de muertes prematuras por estas causas. Estas defunciones evitadas redundarían también en beneficio del crecimiento económico de los países.

Si esta situación se aprecia tan claramente, queda entonces la interrogante de por qué los decisores no se motivan a prestar atención sobre los riesgos de las ECNT y la necesidad de identificar acciones efectivas para su prevención y control. Una de las posibles respuestas radica en la connotación de los términos "crónicas" y "no transmisibles", los cuales han generado también amplios debates. (Rethinking the Terms Non-communicable Disease and Chronic Ackland, Choi y Puska (2003) Estos términos pueden no expresar adecuadamente la importancia y la urgencia de la prevención y el control de estas enfermedades, como prioridad en la salud pública. "Crónico" sugiere la idea de estar siempre presente y, por tanto, no urgente; "no transmisible" indica la idea de no infecciosa, e implica que estas enfermedades son seguras. Como consecuencia, un decisor puede no entender la necesidad de asignar recursos, generalmente escasos, a prevenir y controlar enfermedades de largo término y cuya causalidad es poco clara.

Por todo ello, es notoria la necesidad de establecer un puente entre la sociedad y la ciencia, entre el sector salud y el  sector industrial, entre los decisores políticos y los técnicos en salud, involucrar a los sectores económicos, a la comunidad y a sus organizaciones, ya que la estrategia de abordaje de las ECNT debe necesariamente ser intersectoriales.

Conclusiones

Debemos ser conscientes de que el problema de las ECNT ya causa estragos en la población y está creciendo en Latinoamérica, haciéndose indispensable desplegar todas las acciones que sean necesarias para prevenirlas. Debe interiorizarse que no es sólo un problema de acciones recuperativas, sino que depende de políticas públicas y acciones a nivel e internacional, activando tanto a instituciones médicas como no médicas.

Coordina: Adrián Alasino

Sumate a este grupo de trabajo. Aquí